Expediente Ley sobre fecundación in vitro y transferencia embrionaria fue archivado

El expediente 17900 Ley sobre fecundación in vitro y transferencia embrionaria, fue enviado al archivo al aprobar el Plenario Legislativo con 26 votos el informe negativo de mayoría que presentó un grupo de legisladores de la Comisión Especial que estudió el proyecto y que recomendaba no aprobarla.

El diputado José María Villalta Flórez.-Estrada votó en contra del informe negativo de mayoría para tener la posibilidad de mejorar el proyecto y aseguró que la Fertilización In Vitro debe ser regulada.

Por otro lado la diputada Rita Chaves Casanova atacó el proyecto asegurando que con su aprobación se expone al embrión a un riesgo elevado de muerte y no protege la integridad física de la mujer exponiéndola a efectos secundarios.

Sin embargo con el envío al archivo de esta iniciativa, un grupo de diputados de diferentes fracciones anunciaron la necesidad de presentar otro proyecto que regule la Fertilización IN Vitro.

Costa Rica rechaza la propuesta de ley de fecundación in vitro

Gracias a nuestros amigos de Hazte Oir por hacer eco de nuestra lucha...

http://www.hazteoir.org/noticia/39434-costa-rica-rechaza-propuesta-ley-fecundacion-vitro

La Corte Interamericana de Derechos Humanos coaccionó a esta nación para que aprobara la norma antes del 31 de julio.

REDACCIÓN HO / ACI.- Tras una apretada votación de 26 votos a favor y 25 en contra en la cámara de diputados, los legisladores de Costa Rica decidieron archivar el proyecto de ley que habría permitido la fertilización in vitro en el país, debido a una serie de inconsistencias en la pretendida norma.

Según informa el diario costarricense La Nación, con esta decisión el gobierno de Costa Rica no cederá ante las presiones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos quien ha coaccionado a esta nación centroamericana para que permita la fertilización in vitro, dándole como plazo para aprobar una norma al respecto el 31 de julio.

Si bien el resultado de la votación fue ajustado, señala La Nación, "los diputados a favor y en contra criticaron el proyecto oficial y lo calificaron de ‘confuso’".

Los legisladores evangélicos Carlos Avendaño, de Restauración Nacional, y Justo Orozco, de Renovación Costarricense, siempre se opusieron al plan. Igual posición defendieron los cuatro diputados de Accesibilidad Sin Exclusión (PASE).

Anoche, la bancada de Liberación Nacional (PLN) definió el futuro del proyecto, y así lo reconoció el jefe de este grupo, Luis Gerardo Villanueva.

Si bien esta decisión no es definitiva, si algún legislador desea reanudar el debate tendría que presentar un proyecto nuevo y comenzar todos los trámites desde cero. El trámite que acaba de cerrarse con esta decisión se había iniciado en agosto del año pasado.

Los obispos de Costa Rica expresaron en diversas oportunidades su rechazo a esta norma. En octubre de 2010, el Presidente de la Conferencia Episcopal y Arzobispo de San José, Mons. Hugo Barrantes Ureña,. Solicitó al gobierno no aprobar la ley de fertilización in vitro porque es una técnica que para lograr su fin elimina en el camino varias vidas humanas.

El Prelado dijo entonces que comprende "el sufrimiento de los esposos que no alcanzan la anhelada descendencia", pero recordó que "un hijo ‘es siempre un don’ y, consecuentemente, no puede constituir un medio para satisfacer una necesidad o un deseo, sino que, su dignidad como persona, exige que se le trate siempre como fin".

También hizo un llamado a respetar la vida humana desde la concepción, así como "vigilar, celosamente, el acatamiento del artículo 4.1 de la Convención Americana y el artículo 21 de nuestra propia Constitución Política que reza: ‘La vida humana es inviolable’".

La doctrina católica se opone a la fecundación in vitro por dos razones primordiales: primero, porque se trata de un procedimiento contrario al orden natural de la sexualidad que atenta contra la dignidad de los esposos y del matrimonio; segundo, porque la técnica supone la eliminación de seres humanos en estado embrionario tanto fuera como dentro del vientre materno, implicando varios abortos en cada proceso.

No a la manipulación de embriones...

Invitro, una técnica poco efectiva